Laura Etcharren, intendentes, Narcotráfico, Policía local y las interna...

2 de junio de 2017

Ya centrados, durante el diálogo, en lo que ocurre en la provincia de Buenos Aires y las zonas liberadas del Conurbano, Etcharren analizó: "Se abrió una nueva etapa dentro de lo que es la interna policial a partir de la salida de Pablo Bressi y esta ocupación interina de Perroni; se abren nuevas aristas.
Según mis fuentes de investigación, cuando Bressi le empiece a devolver algunas gentilezas a Perroni, la provincia de Buenos Aires se va a poner más caliente de lo que ya de por sí está.
El partido de San Martín es un partido muy complejo: ocupa el puesto número 4 del ranking nacional de PBI de narcoinseguridad de la PBA. El primero es Lomas de Zamora, que ya sabemos que tiene una complejidad importante. Yo quiero creer que el intendente de Lomas de Zamora (Martín Insaurralde) está excedido con el tema de la inseguridad, y que su secretario también, porque este partido encabeza el PBI de la narco-inseguridad.
San Martín lo que tiene es la particularidad de haber marcado un hecho concreto que pone en evidencia la corrupción de la policía, los vínculos con el narcotráfico y con el delito, a partir del caso Candela; un caso que, si se hubiese investigado debidamente hasta el fondo, seguramente hoy gran parte de la policía de San Martín no estaría operando.
Es un sector de la fuerza que encontró por fuera mayor remuneración y, cuando no, un trabajo paralelo".
La complejidad y peligrosidad del Narcomenudeo
"En realidad, es un error subestimarlo porque el narcomenudeo es la base primaria del narcotráfico. A partir del narcomenudeo es donde las organizaciones criminales más pequeñas, que son las que van a los barrios, empiezan a hacer el testeo de cuáles son las demandas, cuál es el nivel de marginalidad, si hay continentes educativos, si hay continentes familiares, emocionales, si hay junta o no, cómo se maneja la policía dentro del barrio: si pueden obtener o no connivencia; y lo que hace el narcomenudeo es desplazar a la familia del centro de la escena construyendo un universo de significados que lo que hace es que el capital cultural sea la violencia, a partir de un proyecto de muerte, que es la droga.
Cambiar esto es posible pero va a llevar décadas. Esto no se va a hacer en una gobernación ni se va a hacer con las purgas porque, cuando separás a policías de cualquiera fuerza, esa mano de obra no se vuelve lícita. Por el contrario, es la que te recluta, la que te adoctrina, la que te forma el primer eslabón de la cadena narcocriminal, que es la pandilla, y después así van ascendiendo. Entonces, tenés que hacer un monitoreo muy importante de a quién separás y ver cuál es la connivencia que tienen los intendentes y cuál es la participación de las policías locales, que es el gran error de la provincia de Buenos Aires que aun se mantienen y, según mis fuentes de investigación, son las que ahora estarían recaudando para algunos intendentes.
Hay un cambio importante en lo que es la figura de la gobernadora, que ha movido estructuras, obviamente no al compás de la ciudadanía. No es tan fácil hacer una purga y haber mantenido una estructura como la de Pablo Bressi, quien fue durante dos años jefe de drogas peligrosas de (Daniel) Scioli.
El gran error fue cuando el ministro de Seguridad (Cristian Ritondo) pondera la gestión de (Alejandro) Granados".
En cuanto a las internas que se dispararon con el cambio de gobierno, resumió: "Si Vidal asumía y hacía una purga total de esa cúpula dura de la policía bonarense y del ministerio de Seguridad, que ahora tiene una protuberancia en Ezeiza, hoy no quedaba nada de la provincia de Buenos Aires".
 
FREE BLOGGER TEMPLATE BY DESIGNER BLOGS