ENTREVISTA para MDZ (Mendoza) "La ruta 7 y el ingreso de "La Bomba"

27 de febrero de 2015

A raíz de los dichos en la carta que el papa Francisco le envió al legislador porteño Gustavo Vera, amigo del pontífice, MDZ Radio, desde su programa "Cambio de aire" entrevistó a la investigadora Laura Etcharren, autora del libro "Esperando las maras".
http://www.mdzol.com/entrevista/590605-en-que-punto-esta-la-mexicanizacion-de-la-argentina/ 

 ¿Puede Argentina parecerse a México o estamos lejos?
- Tenemos que partir de la base de que somos un país atravesado por el narcotráfico, donde no sólo tenemos bandas de narcotraficantes locales, sino que también tenemos una fuerte penetración internacional, en su gran mayoría provenientes de México. Hay células mexicanas actuando en Argentina, en el nordeste argentino y en el centro del país, que tiene que ver con células del cartel de los Zeta, de Sinaloa y del cartel de Tijuana. México y Argentina se eligieron mutuamente: México encuentra en Argentina el espacio propicio para ganar territorio en latino américa.
¿Esto con qué tiene que ver?
- Con que Argentina se ha mostrado en la última década, un país negacionista del tema narcotráfico, con una fuerte permeabilidad fronteriza, sin políticas de seguridad (la política de seguridad va por un lado y las políticas de narcotráfico por otro y hay un punto en el cual convergen, haciendo un embudo). Los colombianos en Argentina vinieron a dirimir una guerra narco que ya no podían dirimir en Colombia, por una política de desplazamiento de violencia. Pero nosotros seguimos la línea mexicana. Respecto de lo que dice Francisco, es un poco tarde, es sólo una expresión de deseo, porque ya somos un país narco en la tercera etapa (que tiene que ver con el lavado de dinero: La reinversión de la ganancia de la venta de las sustancias), muy avanzado. Hoy embajadores centroamericanos ven en Argentina lo que pasaba hace 20 años atrás en México, en Guatemala y en El Salvador, con el tema del narcotráfico. Se han importando también las modalidades y metodologías con respecto al modus operandi del narcotráfico, sobre todo en lo que tiene que ver con los secuestros extorsivos, el pago de peajes en determinados barrios para poder pasar, las bandas narco que obligan a ser tenedores voluntarios o involuntarios de drogas y armas a la gente pobre de las villas (quienes han quedado como rehenes de la marginalidad y la pobreza). También hemos sido elegidos, porque en la última década hubo un fuerte aparato reproductivo de marginalidad que ha sido funcional al narcotráfico: Cuando no tenés trabajo y tenés un plan que suplanta al trabajo, hay un espacio de ocio muy grande que lo tenés que cubrir con algo. Si a eso le sumás la falta de educación y la ignorancia, que también nos atraviesa, la mejor inclinación es hacia el delito.
¿Qué tipo de drogas están acá?
- Tenemos un gran embudo que tiene que ver con la marihuana y la cocaína, en lo que hace a Rosario y a la provincia de Buenos Aires, que están encabezando el PBI narcodelictivo a nivel nacional. Pero, ganan mucho paso las drogas de diseño como el paco, el oxi, la bomba, por ejemplo, ustedes que están en Mendoza deben saber que a través de la ruta 7 hay una migración narcodialéctica con Chile, por donde entra la bomba, que es una droga sintética, del tipo LSD, que es sumamente adictiva. Lo mismo sucede en la triple frontera con Brasil, donde a través de Brasil está ingresando el Oxi, que es una droga mucho más letal que el paco. De hecho, ahora la pasta base se rebaja cada vez más con acetona y en algunos casos se rebaja con aserrín y otro tipo de sustancias. En algunas villas se están experimentando las nuevas drogas de diseño, con los menores.
¿En el país pasa el tráfico o el consumo?
- Somos un país consumidor, productor, que exporta e importa. Tenemos puntos estratégicos, somos ciudad puerto en Rosario, provincia de Buenos Aires, Mar del Plata, todas las ciudades con puerto son puntos neurálgicos, porque son puertos confinados, llevados al olvido, no hay ningún tipo de política de seguridad contra el narcotráfico. En este punto, se necesita una política independiente y una policía independiente para avanzar contra el narcotráfico, cuando llegaste a este estadío, donde ya tenés una base local y una fuerte penetración. En algunas provincias se dan los kioscos pequeños, el narcomenudeo, la venta diaria, donde se usa a chicos de corta edad, inimputables, que hacen de delivery de drogas. 
¿Cómo se trabaja para combatir eso?
- Primero hay que aclarar que Mendoza está en el segundo puesto ( junto con la ciudad de Buenos Aires) del PBI narcodelictivo a nivel nacional. En Mendoza hay búnkers, no como en Rosario y en la provincia de Buenos Aires, pero hay. Mendoza está muy vinculada al narcotráfico, sobre todo por la ruta 7 y por una contención que se hizo del fenómeno del narcotráfico que lograron que no explotara. Hay un punto de inflexión que tiene que ver con los angelitos de la Jaky, que hoy se han olvidado, pero que en las otras provincias no se han porque Mendoza hace un desplazamiento narco delictivo. Esa es la política de Mendoza: Desplazar delito. Entonces, lo absorbe Neuquén, hace puente con Río Negro, llega a Chubut.
¿Las ramificaciones de esas pequeñas bandas de adolescentes se expanden a la Patagonia?
- Sí, los angelitos de la Jaky eran una pandilla, que estaban liderados por una narcotraficante que encontró en la mala Policía un aval para crecer. Pero pasaron de ser una pandilla a ser una banda narco. Muchos de ellos, se desplazaron a Neuquén.
Producción: Ana Saldaña

"Génesis negra, renta blanca" Laura Etcharren en La Vereda de Enfrente/ LT8

25 de febrero de 2015

-Laura, dije yo al comienzo del programa –acompáñeme en esto- que nosotros nunca podemos asimilarnos a Colombia porque, primero, tienen las FARC, que desde 1964 están robando, pactando y sembrando coca y cambiándola por armas. Nosotros no tenemos la selva colombiana. Nosotros, lo que tenemos, es una democracia, o unos dirigentes de la democracia, corruptos y un partido que, en cierto modo, parece el partido único, el PRI, y que por lo menos es bastante absolutista- nos parecemos más a México. Y lo que acaba de decir el Papa es que paremos la mexicanización de Argentina. Usted hoy sacó una nota con una narración sobre un paseo por la Villa 20 y a mí me asusta, porque me ha tocado algo parecido y creo que no están haciendo, los dirigentes, algo para frenar esa mexicanización ¿Cómo está viendo esto del Papa? ¿Cómo está viendo el tema narco en la ciudad de Buenos Aires, habida cuenta que es especialista en el tema?


Básicamente acuerdo totalmente con lo que ha dicho usted: nosotros seguimos la línea mexicana. No seguimos la línea colombiana por todas las razones que usted bien dijo. En cuanto al tema del narcotráfico en Argentina, lo que nos diferencia con México es que nosotros tenemos fusiones, nosotros hemos fusionado el narco local con el narco importado, sea con mexicanos, sea con paraguayos, y en muy poca medida con colombianos. Me parece que el llamado del Papa, y el "ojalá no lleguemos a ser México o no alcancemos la mexicanización", tiene que ver más que nada con una expresión de deseo.


-Una moción de anhelo.


Sí, más que nada una expresión de deseo, que ya es tarde para los ellos. Alrededor del 2008, 2009, cuando yo publico mi libro, Esperando las maras…, se alertaba sobre esta situación, sobre el estado larval que había con respecto al narcotráfico, y todavía estábamos a tiempo de no convertirnos en un país que está narco atravesado. Lamentablemente, yo no sé si el Papa, su Santidad, sabrá que en Argentina funcionan células de los carteles más peligrosos de México, que es el cartel de Sinaloa y el cartel de Tijuana; y tenemos una ciudad de Buenos Aires atravesada por la línea paraguaya, que es de la Villa 20, que se encuentra en la comuna 8, en el barrio de Villa Lugano, de donde salen todas las vías paraguayas que dominan la ciudad. Creo que es tarde para esa expresión de deseo, no es tarde para revertir o para empezar una política de avance sobre el narcotráfico y de lucha contra la inseguridad. Pero lo que a mí me hace mucho ruido es el llamado del Papa en un momento donde el gobierno nacional niega absolutamente todo lo que tiene que ver con la inseguridad y, por momentos, parece que existiese un –entre comillas- un romance, un idilio entre lo que es el gobierno nacional negacionista, que entregó a la sociedad al delito en la última década y Su Santidad. No se entiende. Eso se lo tendría que decir a la Presidente cuando lo va a visitar, o se lo tendría que decir a La Cámpora cuando lo va a visitar y se sacan fotos con la remera de la agrupación.

A mí Su Santidad me merece todo el respeto, pero creo que para expresiones de deseo ya es muy tarde. Acá hay que accionar, acá hay que operar. Y el gobierno nacional, con respecto a lo que tiene que ver con el narcotráfico, que ya de por sí tiene una génesis negra pero una renta blanca, hoy por hoy se opta por la renta blanca.


-¿Hay alguna posibilidad en la mecánica, que imagino yo, de los candidatos que el dinero del narcotráfico pone en funcionamiento…? Como candidatos políticos. Hay una primera etapa donde apoyan a Pepe, después una segunda etapa donde Pepe es prácticamente empleado de ellos; y una tercera etapa dónde ellos dicen “no va a ir Pepe, va a ir Antonio, que es nuestro hombre”. En esa mecánica, ¿nosotros estamos todavía en el primer paso o ya hay candidatos que son del narcotráfico directamente?


No, hoy creo que los candidatos están, digamos, postulados para lo que va a ser la próxima administración, no veo que tengan nada que ver con el narcotráfico. Creo que hay mucho mito. Creo que es el gran desafío de la próxima administración tratar de licuar toda esta marginalidad que ha sido funcional al narcotráfico, y no pactar, obviamente, con las organizaciones criminales en campaña. Eso se sobreentiende que tendría que no ocurrir, tendría que no pasar. Ya tenemos una década de entrega para que nos vuelvan a entregar en la próxima administración por 4 años.


-¿Hay alguna forma de que esto que usted denunció, el tema de 20 y de los paraguayos…?


Es una descripción, no es una denuncia. Es una descripción de la realidad.


-Los periodistas describimos y quien tiene que hacer la denuncia es alguien que tenga entidad judicial para resolverlo. Pero mi pregunta no usaba denuncia en término legal.


Entiendo, pero hago esta aclaración porque siempre dicen que la gente que investiga, los periodistas, los sociólogos denunciamos… Uno hace una descripción de la realidad, el tema es que los gobiernos hacen la plancha.


-La pregunta vale igual. Porque lo que digo es: esto que usted plantea, ¿alguien lo está tomando como para llevarlo a otro plano que no es el periodístico?


¿Me habla de candidatos?


-No, le hablo de cualquiera que diga “señor juez, investigue”.


A ciencia cierta no me consta. Yo sé que hay alguna actividad, obviamente, por parte del gobierno de la ciudad de Buenos Aires. Hay, más que nada, intentos. El problema es que no tienen un mapa del delito acabado. Nosotros tenemos un mapa del delito móvil en cuanto al factor humano, pero estático en cuanto a los lugares. El problema es que tampoco hay decisión política. Y cuando parece que hay decisión política tenemos el problema en Rosario.


-Una última pregunta, la del valor económico. ¿Hay algún aproximado de cuánta plata se está moviendo en la línea paraguaya?


No, la verdad que si le digo estaría faltando a la verdad. Realmente no lo sé. No lo sé pero es una cantidad lo suficientemente importante como para haber desplazado a la línea peruana de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, que pesaba fuerte sobre todo dentro de la 1-11-14, que está en el Bajo Flores, y está dominando de manera preponderante lo que es toda CABA, incluso por encima de los mexicanos que son quienes están dominando todo el país. Pero dentro de lo que es CABA, es la línea paraguaya donde hay una fuerte experimentación de nuevas drogas sintéticas que están ya pasando a la cocaína, pero es la cocaína lo que hoy da la gran renta blanca que está dominando los hilos sociales del narco en CABA.


EL AUDIO LO PUEDEN ESCUCHAR AQUÍ: http://www.lodijeyoprimero.com/2015/02/dinero-negro-y-renta-blanca.html#more



Entrevista a Laura Etcharren y Martín Böhmer "Su Santidad le tendría que decir esto que ha dicho, a la Presidente cuando ella lo visita, o a La Cámpora cuando sus integrantes van a sacarse fotografías con él. Su Santidad me merece todo respeto pero creo que para expresiones de deseo ya es muy tarde".

24 de febrero de 2015





CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24). Laura Etcharren, en diálogo con Urgente24 Radio, definió qué sucede con el Ejecutivo Nacional en materia de narcotráfico: “Por parte del gobierno nacional no se puede esperar absolutamente nada porque hay una gran negación con respeto al narcotráfico”.
Ella agregó una preocupación acerca de lo que viene desde la 'hermana' América Latina: “En la última década se nos ha entregado al delito a través de la negación, a través de una fuerte apertura de las fronteras a la criminalidad. No tenemos solamente una base local, tenemos una fuerte penetración a causa de nuestra porosidad fronteriza”. 
Por su parte, el investigador del CIPPEC (Centro de Implementación de Políticas Públicas para la Equidad y el Crecimiento), Martín Böhmer, dejó de manifiesto la relación que existe entre las fuerzas del poder de control y la política: “Tienen que ponerse de acuerdo los políticos, al menos en organizar la base mínima de cualquier Estado que es el ejercicio legítimo del monopolio de la fuerza pública de una forma eficiente”.
Böhmer agregó su preocupación acerca de la creación de la Agencia Federal de Inteligencia, otra oportunidad perdida para encarar una acción de control del narcotráfico: “No sabemos quién hace inteligencia desde afuera o desde adentro, no sabemos para qué tenemos los servicios de inteligencia, no sabemos nada. Estamos luchando contra estas cuestiones totalmente a ciegas”
A continuación parte del diálogo con Laura Etcharren y Martín Böhmer:
Edgar Mainhard: -Cuando el Papa habla de la mexicanización de la Argentina, ¿habla de un Estado cómplice? ¿Un Estado ausente? ¿Un futuro Estado fallido? 
Laura Etcharren: -Si no hubiese sido por la omisión -que siempre termina siendo connivente- de los gobiernos, el narcotráfico no hubiese avanzado en el mundo y Argentina no es la excepción a eso. Su Santidad (Papa Francisco) habla de que “ojalá no alcancemos a la mexicanización” pero hoy con buenos deseos no basta porque ya tenés en el país células mexicanas que están operando en la Argentina y eso es un poco más complicado. Tenemos carteles de Sinaloa y Tijuana, que operan en Argentina y tienen una función local importante. Tenemos también, una línea paraguaya que minó la Ciudad de Buenos Aires, de manera acabada y con puja de peruanos. Me parece que el Papa llegó un poco tarde a esta cuestión. Cuando entregan a una sociedad al delito y a la criminalidad como pasó en esta década, me parece que las expresiones de deseo son una tomadura de pelo
EM. -¿Hay alguna idea aproximada de cuánto dinero se está moviendo en la 'línea paraguaya'?
LE: -No lo sé, pero es una cantidad lo suficientemente importante como para haber desplazado a la 'línea peruana' de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, que pesaba fuerte sobre todo dentro de la villa 1-11-14, que está en el Bajo Flores. La 'línea paraguaya' está dominando de manera preponderante lo que es toda CABA, incluso por encima de los mexicanos. Dentro de lo que es CABA, la 'línea paraguaya' realiza una fuerte experimentación de nuevas drogas sintéticas pero es la cocaína lo que hoy da 'la gran renta blanca' y domina los hilos sociales del narco en CABA.
Alrededor de 2008, 2009, cuando yo publico  mi libro 'Esperando las maras…', se alertaba sobre esta situación, sobre el estado larval que había con respecto al narcotráfico, y todavía estábamos a tiempo de no convertirnos en un país que está narcoatravesado. Yo no sé si Su Santidad sabrá que en la Argentina ya funcionan células de los cárteles más peligrosos de México, que es el cartel de Sinaloa y el cartel de Tijuana; y tenemos una Ciudad de Buenos Aires atravesada por la 'línea paraguaya', con epicentro en la Villa 20, que se encuentra en la comuna 8, en el barrio de Villa Lugano, de donde salen todas las 'vías paraguayas' que dominan la ciudad. Creo que es tarde para esa expresión de deseo. No es tarde para revertir o para empezar una política de avance sobre el narcotráfico y de lucha contra la inseguridad. Pero lo que a mí me hace mucho ruido en el llamado del Papa es que ocurre con un gobierno nacional que niega absolutamente todo lo que tiene que ver con la inseguridad pero, por momentos, parece que existiese un –entre comillas- romance o idilio entre este gobierno nacional negacionista, que entregó a la sociedad al delito en la última década, y Su Santidad. El Papa le tendría que decir esto que ha dicho, a la Presidente cuando ella lo visita, o a La Cámpora cuando sus integrantes van a sacarse fotografías con él. A mí Su Santidad me merece todo mi respeto pero creo que para expresiones de deseo ya es muy tarde. Acá hay que accionar, acá hay que operar.
EM: -Martín Böhmer, Ud. que es investigador del CIPPEC (Centro de Implementación de Políticas Públicas para la Equidad y el Crecimiento) ¿tendría algún sentido un pacto político de los precandidatos presidenciales, contra el narco? Una agenda mínima, que resulte un compromiso de política de Estado futura, de parte de quienes pueden llegar a ser las próximas autoridades ejecutivas? En ese caso, ¿cuál sería el contenido de esa agenda?
Martín Böhmer: -La Corte Suprema, en el 2009, logró un fallo muy importante en esta cuestión en la cual se le prohíbe a la policía seguir tirándoles perejiles sobre la mesa. La Corte quiere narcotraficantes, no a los que consumen, esa orden tardó en bajar porque fue un fallo del 2009. No hay capacidad en el monopolio de la fuerza pública. En los últimos meses, gran parte de las instituciones que están a cargo, están todas partidas en 2, por lo menos. Tienen que ponerse de acuerdo los políticos al menos en organizar la base mínima de cualquier Estado que es el ejercicio legítimo del monopolio de la fuerza pública de una forma eficiente. Cuando hablan de Servicio de Inteligencia, nadie sabe de qué hablamos, sólo hablamos de carpetazos para apretar intendentes del conurbano. 
EM: -Laura, tanto Colombia, como México e inclusive Paraguay, han recurrido a la asistencia extranjera para el combate contra el narcotráfico, ¿la Argentina precisaría de algo parecido? 
LE: -Sí, pero si vamos a pensar en lo que hicieron México o Colombia, estamos también en un problema porque ellos se basaron en una política de desplazamiento de la violencia, no fue un combate contra el narcotráfico. En Colombia, con esta estrategia, organizaciones que estaban dormidas en Cali se han despertado. Hoy por hoy, de parte del gobierno nacional no se puede esperar absolutamente nada porque hay una gran negación con respeto al narcotráfico y por eso sorprende que Su Santidad escriba eso y la Presidente diga que no es un país narco sino que es de consumo.Estamos en la etapa de la reinversión de la sustancia en lavado de dinero y en la Patagonia es donde se genera el gran grueso del lavado de dinero.
EM: -Martin, cuando periódicamente reaparece este tema, muchos dicen que en la agenda nacional debe estar la intervención del ejército en estas cuestiones de lucha contra los narcotraficantes, ¿cuál es su visión al respecto?
MB: -En principio está prohibido, en lo que insisto es en que no hay un sistema de Inteligencia inteligente, donde el ejército tiene una función que cumplir sobre todo en la cuestión del control de las fronteras nacionales. No sabemos quién hace inteligencia desde afuera o desde adentro, no sabemos para qué tenemos los servicios de inteligencia, no sabemos nada. Estamos luchando contra estas cuestiones totalmente a ciegas. El acuerdo tiene que ser volver a tener un sistema que ejerza el monopolio de la fuerza pública de una manera eficiente. 
EM: -Laura, ¿qué es lo que dejó 1 año de fuerza de seguridad y el Estado Nacional, en Rosario, en la provincia de Santa Fe?
LE: -Yo diría ¿qué dejó una década? Porque desde el 2007, si bien el peronismo en Santa Fe había dejado una cuota de marginalidad importante, el socialismo logro forjarla con una jactancia importante. Acá tenemos un problema, porque el gobernador de la provincia de Santa Fe, (Antonio) Bonfatti, cuando le balean la casa, eran Los Monos y había narco en Santa Fe y Rosario, ahora dice que no hay narcos en Rosario, que está concentrados en la provincia de Buenas Aires. Acá tenemos que entender que se vuelve a generar la cadena de fusiones y traiciones. Cuando vos al narcotráfico le das el territorio, la marginalidad, la policía connivente y luego cuando lo querés sacar porque el narcotraficante te sobrepasó y querés cortar esa cadena, no la podes cortar porque terminas siendo rehén.
EM: -Böhmer, cuando se está en este momento debatiendo en la Cámara de Diputados, la nueva Ley de Inteligencia, ¿qué correcciones habría que hacerle a ese proyecto para reencausar la lucha contra el narcotráfico? 
MB: -Bueno, creo en que esta cuestión del control y de la coordinación de la inteligencia en base a las instituciones de la democracia representativa, hay un rol para el Ejecutivo, para el Legislativo y para el Judicial. Deberían todos ponerse de acuerdo en que tengamos una inteligencia eficiente pero más controlable. El problema del control del dinero, de las carpetas de la inteligencia, se debe a que todas las políticas en Argentina se manejan en la oscuridad. No tenemos ley de acceso a la información, no hay una buena Ley de Inteligencia, de la misma manera que estamos cambiando un Código de Procesamiento Penal pero no tenemos ley que regule a los fiscales. No sabemos cómo se van a formar, quiénes los van a formar, cómo se van a formar en cuestiones de investigación. Cambiamos un Código de Procedimiento Nacional pero todas las leyes que están a su alrededor están en veremos. 
EM: -Laura, ¿cuál es la relación que uno puede imaginar entre política y organizaciones delictivas volcadas a narcotráfico en la Argentina? 
LE: -Tenemos que pensar que la omisión, siempre termina siendo connivente. En la última década se nos ha entregado al delito a través de la negación, a través de una fuerte apertura de las fronteras y la criminalidad. No tenemos solamente una base local, tenemos una fuerte penetración. Eso es lo que nos diferencia de México, donde se construyó una organización delictiva de forma local sin fusiones. Nosotros sí nos hemos fusionado con todo lo que tiene que ver de México y Paraguay. La relación con el poder político tiene que ver con la negación y la omisión, que termina siendo connivente con leyes que son funcionales. No se entiende cómo hay leyes que dicen que el delincuente puede salir cumplida la mitad de su condena. No, la condena se tiene que cumplir firmemente. Necesitamos también una política regional, en Venezuela también hay narcotráfico y eso no lo ven. 
EM: -Böhmer, he encontrado, googleando en internet, que usted en varias ocasiones ha participado en debates acerca de qué hace el Estado y la relación de la política con el narco, ¿por qué esto se está debatiendo pero no hay conclusiones en las políticas de Estado al respecto? 
MB: -Parece que en la política de hoy, además de que este es un año electoral, primero está partida en 2s y los diálogos y puentes están cortados. Entonces, si los políticos, que son los que deben estar a cargo del control de sistema del ejercicio de la fuerza, no pueden ni ponerse de acuerdo con cosas mínimas, menos podrán ponerse de acuerdo con estas cuestiones que son el financiamiento de la política, transparencia, cuestiones electorales y territoriales. Mi sensación es que están en otra cosa. El llamado desesperado del Papa, es porque la política está dedicada a otras cuestiones y no a esta, pero cuando se dedican lo hacen mal y tarde. 

La doble barbarie blanca

23 de febrero de 2015


(Primera parte)

Mientras se gestaba el proceso de construcción de destrucción del tejido social se abría un mercado en Argentina que los narcos supieron aprovechar.

Nunca es un día más en la villa. Nunca es un día como otro. Siempre se doblan las apuestas. Siempre el miedo sucumbe en los interiores y por los pasillos se busca silenciar al enemigo.

En una misma villa varias bandas. En una misma villa varias pujas. 

No son los nombres los que importan en esta crónica, sí las acciones.

************************************************************

Zona de concentración

La Comuna 8 en CABA es el punto de concentración del delito vinculado al tráfico de drogas. La cantidad de villas, la "Guerra de Bandas" y el dominio paraguayo que se impuso al peruano son algunas de las condiciones para que la marginalidad local cultivada con ahínco en más de una década sea partícipe activa de la principal vertiente del Crimen Organizado: El Narcotráfico.

Villa Lugano. Los alrededor de la Villa 20 parecen estar tranquilos. No hay mayor movimiento. Ingresar es un desafío y no precisamente por la seguridad. Por el contrario, es la inseguridad voraz la traba principal para que cualquier ciudadano ingrese a la sensibilidad del entrecruzamiento de calles.

La aparente calma es solo eso. Aparente. Como en toda la sociedad, la espera de lo peor es una constante y en la 20, la constante se agudiza. 

La actividad narco estaba momentáneamente suspendida en el interior luego de una noche de "agite" en la que bandas rivales se disputaron control de búnkers y cocinas. Todo móvil porque para ellos, la posibilidad de la huida, también es una constante.

La disputa no tuvo forma de diálogo ni de disparos. Fueron directamente por los puntazos. A ninguna de las bandas le conviene la disolución total de la banda contraria porque así pueden gozar de más impunidad frente a una policía, como ellos la llaman, "careta" y que va por la moneda trascendiendo el oficio y la ficción de la moral.

Dividir los espacios pero no de manera equitativa. Porque quienes trajeron el negocio son los que más tienen que dominar. No es opcional.

De la 20 salen todas las vías paraguayas que dominan en la Ciudad y que le dan prioridad a la marginalidad porque ha sido, por la reproducción de marginales, que el narco internacional pudo penetrar en las villas y organizar así el negocio.

"El que trae el negocio se gana el territorio. No hay rosca".


Barbarie blanca

Las drogas de diseño van ganando paso en el mercado del narcotráfico. Sin embargo, la rentabilidad de la cocaína, sigue estando a la cabeza de un negocio instalado en el mundo y del cual, Argentina, es parte. 

Por la 20 circula la coca. Y las armas blancas son la apoyatura cuando vienen los ajustes de cuentas o se debaten los territorios. El silencio es una premisa para no alertar a los cobanis ni salir en los medios. 

Es que la dinámica del flagelo de génesis negra y renta blanca funciona mejor sin el desborde de los tiros. Así es que en la 20, los cuchillos y las facas están a la orden. 

Se han montado móviles e improvisadas salas de "auxilios" en algún espacio libre de una de las tantas casas para atender a los heridos de armas blancas. 

Se consume coca, se la levanta luego con alcohol, y se vuelve a la coca. Eso dentro de las capas altas de las bandas. A las capas bajas se las arregla con Paco -cada vez más rebajado con acetona y en oportunidades con pizca de aserrín- y en algunas ocasiones se experimenta, de acuerdo al relato de informantes claves, con drogas de diseño. La infancia es el centro de captación que se encuentra más en riesgo.

Voces en la 20

No todos son ignorantes. Hay una clara articulación. Sobre todo en la línea paraguaya que puede pasar desapercibida en cualquier lugar. Existe una modulación, una jactancia y un lenguaje adecuado de acuerdo a las circunstancias. 

"Nos gusta la violencia". "No gusta desestabilizar a los que vienen por más". 

"Nosotros trajimos el negocio a la 20 y a toda CABA". 

"El territorio es nuestro y si voy a morir será sobre la sangre de otro". 

"Acá no llegamos de casualidad. Acá nos dejaron entrar".

"Un arma es como la droga". 

"El barrio no se entrega y si hay que gatillar se gatilla".

"Me gusta conseguir dinero fácil". 

"Robar para mí es fácil y matar es algo que está".

Dichos testimonios son el reflejo de una apertura. De la creación de un espacio propicio para la destrucción de un tejido hoy perforado que no encuentra canales de contención. Ocurre, que en su momento, la villa se conformó como un nuevo reducto de encuentro frente al despojo bajo la creación de un sentimiento de pertenencia. Hoy, en cambio, representa para la pobreza una tortura diaria. 

Es que cuando el poder político deja ingresar y formar al narco, el mismo queda como rehén hasta que otra administración inicie el avance y luego la lucha. Sin embargo, en el mientras tanto, el peligro merodea. Se generan acuerdos y traiciones constantes para sobrevivir en el medio de un poder que siempre sobrepasa al existente.

Así es como la opción delictiva más sustancial -el narcotráfico- tiene una balanza que con el tiempo se equilibra en una ecuación: "Más apertura, más muerte".

Continuará

Entrevista en TN con Nelson Castro "Argentina y un proceso de construcción de destrucción del tejido social".

Entrevista para LT8 Rosario "La guerra narco estalló en el país"

A continuación el texto y el enlace de la entrevista que Raúl "Bigote" Acosta me realizó para su programa "La Vereda de Enfrente" sobre la barbarie narco en el país. Las líneas que operan en Argentina:

http://www.lodijeyoprimero.com/2015/02/la-guerra-narco-estallo-en-el-pais.html 



"Mientras Santa Fe le patea la pelota narco al Conurbano, y el Conurbano la patea afuera, Córdoba se alinea en seguridad. Parte de la banda de Los monos está preso, otra sigue en Santa Fe y otra eligió migrar al conurbano". (Laura Etcharren)

- Y uno de los hechos es el tiroteo y demás en la 1-11- 14. ¿Qué es lo que está pasando en el Conurbano? ¿Se están avivando que el lío es nacional?

Vamos a empezar a aclarar un par de cosas. El tiroteo que hubo en la villa 1-11-14 fue en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. En CABA. No es el Conurbano Bonaerense. Tenemos que tener en claro también que el tema de la violencia y el crimen organizado atraviesa a todas las provincias porque atraviesa a todo el país. No hay provincias que estén exentas del tema del narcotráfico. La diferencia entre las provincias es que hay algunas que forjan el delito y otras que tratan de contenerlo, mientras el gobierno nacional está en un estado de abulia permanente.


-Pero lo de la abulia nacional… Bueno, dejemos esa palabra, por lo menos no hacen nada.

No. A ver, hay dos opciones. Vos podés tener un plan de seguridad y actuar sobre la seguridad o hacer turismo aventura. Este gobierno decidió, a través de su Secretario de Seguridad con una Ministro de Seguridad que tendría que actuar en la película Gasparín, porque es un fantasma, hacer como siempre digo, turismo aventura. Son las dos opciones. Este gobierno se inclinó por el turismo aventura, y con el turismo aventura lo que se hizo fue recrudecer el delito, porque dicho turismo es simulacro de seguridad. Nada más.

-¿Y qué pasa? ¿Está estallando en CABA ahora?

No es que esté estallando. El país ya estalló. La guerra narco ya estalló en el país, con mayor o menor medida, con mayor o menor incidencia. El tema de CABA, en la villa 1-11-14, es algo cotidiano. Lo que pasa es que estaban los médicos en ese momento atendiendo a un paciente en una de las casas que hay en la 1-11-14, y cuando el médico estaba en el interior de la vivienda se produjo un tiroteo, balearon la ambulancia y los médicos obviamente están en riesgo. Después hubo dos muertos, heridos. Luego la gente de la villa fue al hospital Piñeiro, este es en el Bajo Flores, a querer entrar. Una violencia que se vive.

-Los que usted describe, Laura, de familiares peleando en las puertas de los hospitales, o queriendo resolver dentro del hospital temas que no se corresponden con la salud… En Rosario no sólo que es cotidiano, sino que hay un sindicato de médicos que ya ha tomado medidas de fuerza, ha dicho en varias oportunidades “ayúdennos porque no podemos trabajar como personal de la salud, como médicos con este tema”.

Están en riesgo. Los médicos están en riesgo cuando están entrando a la villa. Es una jungla. El sistema de salud está en riesgo y fundamentalmente los médicos que tienen que enfrentarse a esta barbarie, porque la gente que va a reclamarles que le salven la vida…. Los médicos obviamente estudiaron para salvar a la gente, están en la guardia, quieren salvar a la gente, pero tampoco podés estar bajo presión. Están en riesgo, el sistema de salud está en riesgo. Pero, en CABA, esto pasa a menudo, pasa muchísimo en el Conurbano Bonaerense. 

Según el gobernador Bonfatti en Santa Fe esto no ocurre, en Rosario no ocurre, en Rosario no hay delincuencia, no hay inseguridad, todo está concentrado en el Conurbano Bonaerense. Pero debo decirle al gobernador Bonfatti que Santa Fe y provincia de Buenos Aires están encabezando lo que es el PBI narco delictivo a nivel nacional. La banda de Los Monos, como usted leía en un tweet o alguna nota que escribí, migró -parte de ella- hacia la provincia de Buenos Aires. 
La provincia de Buenos Aires es absolutamente permeable y es una de las provincias, junto con Santa Fe, que aportó al tema de la delincuencia a través de la inoperancia, la abulia, la omisión connivente y este aparato reproductivo de policías municipales que llevan a una ecuación, que es: a mayor policía, mayor delito, porque son las que se corrompen más fácilmente, porque depende también, en un punto, de que las policías preexistentes las dejen operar, que es lo que no pasa porque le vienen a disputar territorio y demás.

-Tengo el tema de corrupción estructural, código narco y miedo urbano, tres problemas del siglo XXI. En ese listado, el miedo urbano y la corrupción estructural y el código narco están trenzados, ¿no?

Hay una relación. Hoy podemos hablar, primero, que todos los delitos están organizados y ya no existen delitos que no estén organizados, siempre hay una punta, hay un móvil, hay alguien que espía, por decirlo de algún modo. Todo está conectado.

-¿Hay algún modo, más allá de salir volando con las alas pegoteadas, de salir de este laberinto?

Obviamente que sí. Hay muchas cosas que se pueden hacer en el país como para sacarlo adelante. Nosotros que seguimos esta línea, la línea mexicana. Lo que tenemos que encarar principalmente, es un plan de prevención para licuar la marginalidad, tenemos que hacer una reforma del sistema judicial; sobre todo tenemos que tratar de abolir este agregado que se ha dado, esto que está en la ley nacional de Ejecución Penal que permite que los delincuentes salgan a la mitad de la condena; tenemos que reformar el sistema penitenciario, las cárceles son organizaciones delictivas, de perfeccionamiento, donde hay una connivencia de los presos con los guardia cárceles; tenemos que trabajar sobre lo que es la policía.

-Allí, sobre la policía, lo que han hecho en México sobre la policía, por lo menos en los papeles y los informes, es notable. Esto es: una posición social distinta, porque los sueldos son excelentes, y castigos muy duros si un policía se corrompe.

Obviamente. A ver, lo que tenemos que refundar es una policía única, una policía del tipo FBI, hay que eliminar con todas las policías municipales, hay que hacer una división de la policía que ya está corrompida con la cual tiene que luchar la buena policía; tenemos que formar una policía de lucha contra el narcotráfico. En eso creo que tendríamos que seguir el ejemplo de Córdoba, lo que está haciendo el gobernador De La Sota, que no depende del gobierno pero sí es una policía de lucha contra el narcotráfico, que se va a comenzar a implementar a partir de los primeros días de marzo. Entonces, crear una policía especialmente para la lucha y el avance sobre el narcotráfico y así poder descomprimir a la otra policía y poder avanzar sobre los delitos no vinculados, y armar, claro está, una policía de élite. Que las provincias funcionen dialécticamente. No desplazando violencia sino luchando contra la inseguridad, avanzando sobre el narcotráfico, para que luego podamos dar una lucha contra el narcotráfico a nivel regional

Entrevista en la 2 por 4. "Camino a México en materia de Crimen Organizado"

"La socióloga Laura Etcharren hoy me dejó mucho más intranquilo.  En "Mano a Mano", por la 2x4 (92.7 Mhz)  trazó una radiografía de la Argentina que mete miedo.  No es que invente nada.  Todo es fácil de comprobar si se suman los miles de casos de hechos de violencia que ocurren a diario.  Y en ese caos, un hecho como la muerte de Nisman, era poco menos que esperable.
Los dejo con la entrevista que hicimos esta mañana con Beto Valdéz.  Inviertan apenas 32 minutos y verán que hay de qué ocuparse en un país que abandonó la seguridad.  Eso sí, después se sentirán igual que yo".

A continuación, el enlace que los conduce al audio: http://www.blogsdenoticias.com/47-news/5561-camino-a-mexico 

Entrevista para Cadena Eco ""Los tiroteos en las villas son 24 x 24"

Foto diario de flores.
Comparto la entrevista que me realizó el periodista Hugo Grimaldi para su programa radial en Cadena Eco sobre la violencia en las villas. Fundamentalmente, en CABA.

"Estamos en esta situación porque no hay planes de la política para avanzar sobre los narcos".

A continuación el enlace que conduce al audio:

https://www.mixcloud.com/entrevistasecomedios/hugoe_grimaldi-entrevista-a-laura-etcharren-sociologa-periodismo-a-diario/ 
 
FREE BLOGGER TEMPLATE BY DESIGNER BLOGS