“En el contexto de la Argentina actual, la despenalización es una barbaridad. Una brutal irresponsabilidad …”

13 de agosto de 2014

Entrevista para el Portal Enfoques Positivos. 


Edición Nro. 544 13 de AGOSTO de 2014

Quien así responde al Portal es LAURA ETCHARREN una destacada especialista en investigaciones sobre el narcotráfico en Centroamérica y la Argentina
Laura Etcharren
Nuestra entrevistada reúne interesantes antecedentes en materia de investigación sobre la problemática de Las Maras y el Narcotráfico en Centroamérica y la Argentina, con conocimiento directo tomado en los países más afectados por esos flagelos. Ha escrito varios trabajos sobre la materia, y actualmente es columnista de Medios en distintos lugares del mundo.
Esta joven Socióloga argentina, en el curso de este mismo año estaría presentando su libro “Argentina Narco Mara”.
Dirige y edita el siguiente blog: www.soclauraetcharren.blogspot.com.ar .


Lo que sigue es el texto de la entrevista que LAURA ETCHARREN concedió a ENFOQUES POSITIVOS:


P: En base a su experiencia en esta temática, ¿Qué le parecen las propuestas que hace SERGIO BERNI acerca de la despenalización de drogas, bajo el argumento de que así desaparecería la actividad narco?

R: “En primera instancia, el reduccionismo que existe en la actualidad, por parte del Gobierno Nacional con el tema del narcotráfico es atroz. Eso hace que caigan en vulgaridades intelectuales, desaciertos e intentos de análisis que tienen más que ver con una postura de adolescente rebelde que con una política de seguridad.

En el contexto de la Argentina actual, la despenalización es una barbaridad. Una brutal irresponsabilidad. La gran maquinaria de marginalidad, la falta de educación, la minoridad en riesgo y el déficit de la policía, son un combo negativo para tal medida. Porque además de pensar en el narcotráfico, tenemos que pensar en nosotros como sociedad. Lo que puede ocurrir. La misma droga no produce los mismos efectos en las personas. Y claro, también aparece el tema del alcohol. Ocurre lo mismo. Si no hay educación y medida, alguien alcoholizado mata al volante, por ejemplo.

Por otra parte, creer que el mercado narco se verá afectado por la liberación del consumo es no entender, bajo ningún punto de vista, que es el narco crimen. Cuya verdadera génesis es el dinero. El narcotráfico no puede pensarse y analizarse solo en términos de sustancias. Hay que entenderlo, además, desde la trata de personas, tráfico de armas y lavado de dinero.

Razones todas, que indican que al narcotraficante, que se droguen 20 o 5 personas, no le cambiará el negocio”.

                         ********************

“Hay algo claro, si no se depuran las fuerzas existentes fraccionadas por la mugre que las corrompe, lo único que se genera, es un aparato reproductivo funcional al delito. Porque la mala policía siempre actúa en relación con los exonerados, dedicados algunos al delito, en el adoctrinamiento de menores en riesgo.”

************************

P: ¿Cómo ve la gestión de DANIEL SCIOLI en la provincia, en cuanto a la seguridad, tema del cual se dice está a cargo de ALEJANDRO GRANADOS?. ¿Reconoce usted alguna experiencia o talento valorable, tanto en BERNI como en GRANADOS, para estar al frente del combate a semejantes flagelos?

R: “DANIEL SCIOLI ya recibió una provincia incendiada y con el paso del tiempo, se fue incendiando más aún. Pero esto ocurre, además de, por una responsabilidad en la administración, porque no se actúa conjuntamente en el tema de seguridad. Me refiero, desde lo nacional a lo provincial. Si el trabajo no es en equipo, el delito solo se desplaza.

Rescato, en el medio de la vorágine delictiva, y sabiendo que no tendría el apoyo del oficialismo e incluso desde su cargo de Vice Presidente, el haber declarado el estado de emergencia en seguridad en la provincia. Fue un gesto que se espera y que en un punto genera tranquilidad. Ocurre que con las buenas intenciones, no basta. Pero dentro del campo del simulacro Nacional y Popular, es quien al menos, reconoce el flagelo.

Tanto GRANADOS como BERNI insisten con las policías municipales. Personalmente considero que son un parche más. Como ocurre con la Metropolitana. Si la Federal no tiene interés en convivir y cohabitar con esta, imagínese la bonaerense con la Municipal. Además, según mis informantes, la bonaerense no le hará fácil el trabajo. En la provincia, el territorio ya tiene “dueño”.

Hay algo claro, si no se depuran las fuerzas existentes fraccionadas por la mugre que las corrompe, lo único que se genera, es un aparato reproductivo funcional al delito. Porque la mala policía siempre actúa en relación con los exonerados, dedicados algunos al delito, en el adoctrinamiento de menores en riesgo.

Es que el problema, hay que entenderlo, no es el narco. El narcotráfico ancló en Argentina porque encontró un mercado. Un edén para desarrollarse.

Desde ninguna fracción del oficialismo y tampoco de la oposición han comprendido esto. Entonces hablan de lucha contra el narcotráfico y eso, es una ficción. Más aun cuando ya tenemos una banda en Rosario, como la de Los Monos, que se perfila a cartel.

El único candidato que hasta el momento, expresa una visión clara y acabada de la complejidad en materia de narco inseguridad, es el Diputado JULIO COBOS. No solo reconoce el flagelo y conoce los brazos armados de la criminalidad sino que también es cauteloso. Riguroso en su análisis y en las proyecciones. 
Porque en realidad, para poder encarar la barbarie, es preciso hablar de un avance sobre el narcotráfico en el corto y mediano plazo para luego sí, poder hablar de lucha. De esto se trata, si no, solo se desplaza violencia como hizo en su momento Colombia que ahora sufre la reactivación de sicariatos como en Cali”.

************************

“La organización, según informantes claves, es que la Tupac Amaru, tendría los vínculos más estrechos con esta célula criminal sin dejar de lado la actividad "solidaria" que les dio, en primera instancia, identidad … “

************************

P: Pude leer en un reciente reportaje que le hicieron a usted, que está estudiando el fenómeno de la "Tupac Amaru" en Jujuy. Sería interesante para los lectores del Portal que nos hablara algo sobre ello, y sobre su experiencia acerca de las maras en la región, y si es previsible una fuerte instalación de esos movimientos en la Argentina, próximamente:

R: “El norte también existe y es la parte de nuestro país en donde se realizarían, ante el olvido y la anomia, los mejores adoctrinamientos de niños soldados para luego, exportarlos a través de la frontera bárbara o bien, importarlos hacia Santa Fe y Provincia de Buenos Aires para custodiar los Kiosquitos de la droga.

Han sido, los Zetas en Centroamérica, los que les dieron a Las Maras, en especial, a la MS 13, la estructura económica y militar para que se conviertan en una organización mafiosa con clicas en todo el mundo.

La organización, según informantes claves, es que la Tupac Amaru, tendría los vínculos más estrechos con esta célula criminal sin dejar de lado la actividad "solidaria" que les dio, en primera instancia, identidad. Es, la solidaridad, la pantalla que agrupaciones con tales características necesitan, para captar a la marginalidad y a la ignorancia. Y desviar así, la centralidad.

La Tupac Amaru, reúne también, a algunos integrantes de lo que queda de Sendero Luminoso (Perú) y todas herramientas humanas locales.

Bajo esta conformación y sin saberlo, la Tupac Amaru estaría emulando a lo que fue en sus comienzos la Mara Salvatrucha. Antes del advenimiento de una guerra, ya con derramamiento de sangre, luego de trascender la formación paramilitar. 

Pues sin ser entonces, una célula de la MS 13, la organización "entrenada" que funcionaría, precisamente en Jujuy, tendría los rasgos de dicha Mara y un parecido que encarnaría la Tupac Amaru, más que la Agrupación 27. (Su rival).

En cuanto a Las Maras propiamente dichas, ya tenemos una célula de la Mara Salvatrucha fundada en el año 2006 con base local, por un salvadoreño. Exonerados contribuyeron en darles la marginalidad desviada al delito y hoy, en el partido de La Matanza, funciona una clica de la MS13. En Rafael Castillo. Y fluctúa entre Puerta de hierro y la San Petersburgo. No obstante, hubo un desplazamiento de la misma hacia el partido de Morón. Y actualmente, en el Partido de San Martín, más precisamente, en Villa Corea, comenzó a formarse una nueva mara, netamente local con el apoyo de narcos y malas estructuras de poder”.

P: Finalmente, háblenos por favor, sobre un nuevo libro suyo que se presentaría antes de fin de año …

R: “Se trata de “Argentina Narco Mara”, una continuación ampliada de mi libro “Esperando Las Maras, estado embrionario en Argentina”, publicado en el año 2009. Desde ese entonces, nuestro país, trascendió el estado larval hasta consagrarse en un país narco, y como ya decía anteriormente, con maras.
Eso sí, siempre tenemos que pensar que a pesar de la importación delictiva, cada país construye su propio delito. Con su propia idiosincrasia. Se fusionan el color local con lo importado.
Volviendo al libro, estimo poder publicarlo a fin de año”.

Fuente: Enfoques Positivos
http://www.enfoquespositivos.com.ar/front.php?id=8703 

Villa Corea: La fortaleza

3 de agosto de 2014


Villa Corea tiene algo del México profundo. El narco es el ideal. La traición es el peor de los pecados. Candela, el silencio perverso. Y las Maras, la nueva modalidad.

Villa Corea. Partido de San Martín.

No hay distinción entre el día y la noche. La madrugada es tan móvil como el corazón de la tarde. 

Los subordinados del narcotráfico patrullan las inmediaciones en simulación de paseo.

La droga pasa con jactancia. No hay reparos. Una cara desconocida siempre amenaza.

Ocurre, que Villa Corea, ubicada en el partido de San Martín, es una fortaleza sin murallas en donde la ley externa ha sido declarada inexistente. Allí, reina la propia ley amparada en la premisa de saber, que el peor de los pecados, es la traición.

Lejos de ser la Villa que todos imaginamos, Villa Corea es, en realidad, un barrio de casas bajas de material. Tiene la dinámica de una Villa y la arquitectura de un barrio obrero. De un aparente bajo poder adquisitivo en donde hay un estado de zozobra permanente a pesar de ser, para el afuera, un fuerte abierto e impenetrable en donde la paradoja, es la espera de lo peor.

Lo que quedo de Candela Rodríguez

Si algo quedo de Candela, en Villa Corea, es el silencio. 
También, el terror de algunos, la culpa de otros, y la complicidad siniestra. 

Se percibe, en el lugar, un tácito y estremecedor "pacto" de silencio.

Cada pregunta, cada duda o afirmación, parecen fastidiar. Como sí Candela hubiese sido una construcción criminal de una ficción encuadrada en los policiales de Agatha Christie.

Nadie quiere hablar de Candela. Merodea una molesta negación de la barbarie interna mientras la droga circula, ya naturalizada, entre las miradas de los niños que conviven en el ostracismo de la marginalidad impuesta.

Candela Rodríguez encarna, en el silencio riguroso de la Villa, la sospecha del saber bajo la cláusula inamovible del "desconocimiento". Sin embargo, el nombre de la niña retumba al divisarse menores, que casi como zombies, caminan por los recovecos en los que la menor, tal vez estuvo, o no. O quizás estuvo omnipresente, mientras se ideaba, macabramente, el plan de destrucción.

El de Candela es un caso que tuvo impericias y desinteligencias constantes. Desde arriba, fundamentalmente.

Hasta las emociones de sus familiares fueron sometidas a dudas. La niñez a destiempo merodeaba en los imaginarios. Los vínculos con la mala policía, el narco, la cárcel y una familia extrañamente ensamblada.

Los años pasan y cada día, cada mes, a Candela, con la impunidad casi connivente con la mafia, la vuelven a matar.


Del México profundo a Villa Corea

El partido de San Martín es uno de los partidos más peligrosos del Conurbano en lo que a violencia y delincuencia respecta.

Las zonas más conflictivas del mismo son:
  •     Villa 18.
  •     Villa Corea.
  •     Villa La Tranquila.
  •     Villa La Rana.
  •      Villa La Valle.

No obstante, Villa Corea, tiene algo del México profundo en donde el ideal está atravesado por el narco.

La actividad delictiva en dicha villa, no solo constata la línea Mexicana que Argentina sigue en Narco Maras sino que también, eleva el principio de la propia ley más allá de la ley.

Como una de las grandes construcciones de la Provincia de Buenos Aires; en la Corea circula el paco corrientemente así como también, todo tipo de estupefacientes que se encuentran diseminados entre las viviendas. 

Se estima, que de cada 20 casas, 16 guardan droga. Ya sea para consumo o comercialización. O bien, por la máxima de la extorsión. Es que en Villa Corea, la extorsión es una de las tendencias mejor importadas de México. También del Triángulo Mara Norte. (Guatemala, Honduras, El Salvador).

Esto significa, que en algunos casos, para sobrevivir en el espacio, los habitantes de trabajo que quedaron atados al flagelo, deben oficiar de “tenedores” de todo aquello que el capo o designado por el capo les indique. Droga, armas y en casos excepcionales, según informantes consultados, algún rehén.

No hay opción para la negatividad. Estar allí, es como estar en medio de una conspiración sin límites.

Final marero

Argentina no sólo supo crear la suficiente marginalidad para forjar un espacio propicio para la formación de bandas de narcotraficantes sino que también, por la permeabilidad fronteriza y el déficit en la ley migratoria, favoreció la penetración de células criminales internacionales.

De esta manera, con base local, Argentina alberga sobre el final de la Década Ganada, clicas de carteles mexicanos, colombianos, peruanos y paraguayos. Y cuenta, increíblemente, con la primera clica de la Mara Salvatrucha (MS 13) fundada en el Partido de La Matanza. En Rafael Castillo. Con operaciones entre Puerta de Hierro y la San Petersburgo.

Pero como si fuese poco, ésta Mara fundada por un salvadoreño (El Lágrima) que se valió, además de la marginalidad, del fino reclutamiento de menores en riesgo realizado por exonerados así como por la mugre que corrompe a parte de “Goliat” -el gigante de la Provincia de Buenos Aires que mueve los hilos del poder- ya se expandió hacia el Partido de Morón. Y de ahí, por tráfico de información e influencias, actualmente se gesta, en Villa Corea, lo que sería la primera Mara netamente local.

Se trata de una Pandilla que trascendió el barrio mismo con el apoyo de las estructuras de poder del mal. La misma sigue el paso de las Maras Salvadoreñas con una organización puramente nacional pero con la modalidad delictiva de las extorsiones a comerciantes, amenazas a chóferes de medios de transporte, y el vínculo más sobresaliente con los narcotraficantes que operan entre la Corea, la Rana y la 18.

Una realidad que nada tiene que ver con la pobreza. 

Un estado de situación que acentúa el papel de Narcos y Maras en el país. Que expone la vulgaridad de un sistema precario y que nos consagra como el mejor importador de miseria de aquellos países sostenidos en la ficción de la lucha contra el narcotráfico. En el fetiche de la erradicación en el corto plazo cuando en realidad, solo llevan adelante un desplazamiento de las organizaciones criminales a las que el Simulacro Nacional y Popular, en su máxima apertura, les dio paso voraz.

 
FREE BLOGGER TEMPLATE BY DESIGNER BLOGS