Ahora el negocio ya no depende del narcotráfico

30 de junio de 2014


(Nota de Muriel Balbi para Infobae que toma algunos de mis conceptos sobre Narco)



Así como desde los Estados y desde los organismos internacionales se buscan nuevas estrategias para luchar contra el crimen organizado, del mismo modo, éste se transforma, se reajusta y experimenta todas las metamorfosis necesarias para seguir siendo inasible, escurridizo y poderoso. La idea es estar siempre un paso más delante del perseguidor y lo dramático es que casi siempre lo logra.
Los carteles modifican su estructura y se adaptan, una y otra vez,  a los tiempos que corren. Atrás quedaron las organizaciones piramidales típicas del cartel de Cali o del cartel de Medellín que arrojaron a la Historia grandes leyendas del crimen como Pablo Escobar o los hermanos Orejuela. Como señala Fabián Calle, “hoy Colombia cuenta con dos centenares de ‘carteles chicos’ de más bajo perfil que los que operaban antes de los 90”. Son los que se distribuyen ahora el negocio, tras  la nueva realidad post Plan Colombia.
En México los grandes carteles, de estructura más profesionalizada y empresarial, se  convirtieron en verdaderos holdings que aprovechan su economía de escala para llevar adelante una gran cantidad de negocios legales e ilegales. El manejo de enormes volúmenes de dinero, de influencias, zonas liberadas, rutas, armas, soldados, etc., aportan la estructura para la explotación de otros negocios tan rentables, o más, que la venta de sustancias prohibidas. Es por ello que, hoy por hoy, los ingresos más importantes ya no les vienen de las drogas. Los dos carteles más fuertes de México se convirtieron en verdaderas empresas internacionales con “portfolios” en distintas ramas de la economía. Manejan un menú de negocios criminales, como en el caso de Los Zetas, o explotan una combinación de actividades ilegales con legales, tal como lo hacen Los Caballeros Templarios. Estos últimos controlan ya casi todos los aspectos de la vida económica de Michoacán, desde la agricultura, la gastronomía y hotelería, la venta de indumentaria, equipos de fútbol, empresas de seguridad privada, bienes raíces, venta de autos usados, disqueras,  tiendas de electrodomésticos, secuestro, extorsión, piratería. Sin embargo, el narcotráfico (con la importación de heroína desde Asia o el uso de las rutas de África, que los ponen en relaciones con grupos terroristas islámicos), la producción y venta de anfetaminas, o la importación y cocción de  cocaína para exportar a EE.UU, entre otros comercios ilícitos, ya no son la principal fuente de ingresos de Los Caballeros Templarios. Su estructura criminal, con rutas, aduanas abiertas, voluntades compradas y un fuerte poder de presión y extorsión, les han permitido hacerse del negocio de la exportación de hierro de la minería ilegal con destino a China, más lucrativa aún que la venta de sustancias prohibidas.
Lo mismo ocurre con Los Zetas. Estos ex agentes de fuerzas de élite, que recibieron entrenamientos especiales en EE.UU y Francia para luchar contra la insurgencia en Chiapas, vieron luego el verdadero negocio en el crimen. Se caracterizan por su enorme crueldad y violencia (son quienes introdujeron la decapitación en México). Ahora los Zetas manejan un abanico de actividades ilegales como el secuestro, la inmigración ilegal a EE.UU, el cobro de cuotas al resto de los sectores productivos, a políticos y a otros grupos criminales más pequeños, la venta de armas, la trata de personas, el contrabando, administración de giros en negro, ventas de productos en las cárceles, ventas de autos robados, peajes para transitar, etcétera. Tampoco para ellos el grueso de los billetes proviene de las drogas sino de la venta de hidrocarburos extraídos ilegalmente.
También en Italia la Mafia ramifica sus negocios en la industria de la moda, los talleres clandestinos, el enterramiento ilegal de basura tóxica y, muy fuertemente, en empresas constructoras de obra pública que ganan licitaciones en las que quintuplican o sextuplican el precio de los materiales.
¿Qué ocurre en la Argentina? Para Laura Etcharren, una de las personas que más sabe sobre este tema en nuestro país, aquí operan grupos de narcotraficantes, como el “cartel en formación” que son “Los Monos” en Rosario. También puede advertirse la presencia de pequeñas células de los Zetas y del cartel de Sinaloa, especialmente en las provincias de Salta y Jujuy. “En 2009 teníamos un estado embrionario del  crimen organizado, pero entre 2011 y 2014 se consagra con una fuerte conformación de bandas locales fusionadas con células importadas”.  Para explicar cómo estamos y hacia dónde vamos, Etcharren grafica: “México comenzó como la Argentina. Lo que pasa aquí es lo que ocurría allá en los años ’50. Un dato a observar es la cantidad de femicidios, que en la Argentina es cada vez mayor. Las mujeres, en especial aquellas en mayor estado de vulnerabilidad, terminan siendo las víctimas del círculo ‘droga-dinero-prostitución’”.
Lo que observamos en México, Centroamérica e Italia, también se ve en nuestro país. Invitado por el gobierno de Santa Fe, Edgardo Buscaglia, experto en lavado de dinero, investigador de la universidad de Columbia y presidente del Instituto de Acción Ciudadana de México, aseguró que “la economía formal está infiltrada de grupos criminales, sin dudas; no hay un solo caso en el planeta donde no suceda”. Como bien alerta este especialista, sería imposible la presencia criminal que vemos hoy en Santa fe, si no se valieran de los más de diez puertos establecidos allí:  “Hay una enorme infiltración de grupos criminales sobre los puertos privados que operan en Santa Fe, y no veo que al gobierno federal, con jurisdicción allí, actúe con el gobierno provincial. No han reaccionado”. Esto denota, además, hasta dónde se han colado las mafias y cuáles son las redes de complicidad que las sostienen, ya que como explica Buscaglia “generalmente, las estructuras de un Estado han sido infiltradas por grupos criminales cuando sus gobiernos están paralizados años tras años sin tomar medidas. Y ahí cabe evaluar cómo se financian las campañas electorales, qué hacen los empresarios vinculados al poder político”.
Así, el crimen organizado en nuestro país, no se limita al tránsito, importación, exportación y venta de sustancias prohibidas, sino que su veneno se  esparce de un modo más complejo y profundo en todo el tejido social, a la vez que saca provecho de la marginalidad, la pobreza y la adicción. También para Etcharren, “cuando hablamos del fenómeno del narcotráfico no tenemos que pensar sólo en materia de sustancia, sino en el dinero”. En los trabajos que esta socióloga publica en su en su blog, da cuenta de la presencia de dinero del narcotráfico en el negocio del fútbol, en la estructura hotelera de la Patagonia, en la corrupción de las fuerzas policiales y de la política, en el tráfico de seres humanos, incluso en organizaciones solidarias que lucran con la marginalidad y que son, muchas veces, un centro de lavado de dinero negro. “Así como la seguridad  es una industria, también la inseguridad es una esfera que genera muchísimo renta” y advierte sobre un dato escalofriante de nula presencia mediática: el reclutamiento de niños soldados de entre 10 y 16 años en el norte de nuestro país que son adiestrados por los Zetas para luego ser vendidos a bandas de la Provincia de Buenos Aires y Rosario o para ser “exportados”  a través de las descontroladas fronteras argentinas.
Pareciera que aún no logramos advertir la dimensión y la gravedad que tiene este tema en nuestro país. Porque los males, que muchas veces se cruzan frente a nuestros ojos  día a día, se interrelaciones entre sí y se retroalimentan en una bola de nieve que está en crecimiento y que no estamos en camino a detener. ¿Qué pasa con la UIF? ¿Por qué no tenemos condenas por lavado de dinero? ¿Por qué no se investiga el dinero de la corrupción política? ¿Por qué la Argentina aparece implicada en operaciones sospechosas reportadas, tanto desde los EE.UU como desde Europa?. ¿Qué pasa con las fronteras y los sistemas aduaneros? ¿Qué clase de policía tenemos? ¿A dónde están las miles de mujeres y niñas que desaparecen año tras año?
Concluye Buscaglia: “Si no hay instancia de investigación patrimonial, no habrá disminución de delitos económicos. El gobierno federal debería partir de la hipótesis de que los puertos sujetos a concesiones privadas en Santa Fe han sido infiltrados por organizaciones criminales. De esto no se habla y diría que ya mismo debieran trabajar ambos gobiernos en coordinación operativa.” Lo realmente triste es que, como señala este experto, “la delincuencia organizada es una máquina succionadora de vidas humanas” y si no queremos que a nuestros hijos y nietos se los traguen el crimen y la corrupción, debemos reclamar acciones urgentes”.

http://opinion.infobae.com/muriel-balbi/2014/06/18/ahora-el-negocio-ya-no-depende-del-narcotrafico/ 

En el Municipio de Morón

2 de junio de 2014


Esta pintada de Maras ya puede verse, con jactancia, en la Provincia de Buenos Aires. Donde opera la primera célula de la Mara Salvatrucha (MS 13). Más precisamente, en La Matanza. Entre Puerta de Hierro y San Petesburgo.

Diario Perfil. "Los Monos" se perfilan como el primer cartel de la Argentina

El delito, en Argentina, mutó a “narcocrimen” y la medición ya no puede ser la misma. Rosario se convirtió en un escenario propicio para el crecimiento y el desarrollo de una banda local fuerte y bien ensamblada: Los Monos. Ocurre que los gobiernos de Santa Fe, con el socialismo a la cabeza, le rifaron la provincia al narcotráfico poniendo en jaque a la sociedad que ahora es rehén de una guerra que recién empieza. La lógica narco es: “Si nos dieron el espacio y la logística, además de la maquinaria de la pobreza, cuál es la razón ahora para que nos vayamos”. 
Santa Fe es una cápsula narco dentro de un país “narco-mara”. Mientras la atención estaba puesta en las pandillas más emblemáticas de Rosario, como Los Niños Populares y Las Favelas, por el otro lado avanzaban, sin tregua y con jactancia, Los Monos.
Es la banda organizada que mejor supo importar la metodología de los carteles mexicanos y colombianos, siguiendo más la tradición de los primeros, en cuanto a que comenzaron siendo organizaciones de pandilleros “sofisticados” con apoyo dentro del fútbol, la mala policía, exonerados y gobiernos que con abulia fueron estratégicamente conniventes.
Hoy Los Monos son la banda criminal que se perfila en la formación del primer cartel local de Argentina con construcción de narcotúneles, el método de las narcopalomas y un conglomerado mafioso que excita, dentro del mundo narco-terrorista.
Se fue convirtiendo en una banda que por el alcance que logró dentro de Rosario junto a unas pocas células dispersas por otros territorios se podría perfilar como el primer cartel del país con características importadas, pero con personajes locales. Pero para alcanzar el mote de cartel le falta contar con una célula internacional (expandirse más allá de las fronteras). Tampoco tiene un líder carismático, una especie  de “salvador” que llegó para “devolverles a los pobres todo lo que le han quitado”.  Los Monos son una organización que se conforma a través de un clan, y no desde una única personalidad. Pero a pesar de estas distinciones son una organización con fuertes aspiraciones a cartel y sin fachada solidaria. Los Monos se valieron de la ignorancia y la pobreza, las dos variables que homologan al gobierno nacional en su ficción progresista con el socialismo, en su ficción de equidad. Pero también se nutrieron de la voraz corrupción que transformó el tejido social quebrado en perforado.
* Socióloga, investigadora de la problemática de narco-maras.

Fuente Diario Perfil. http://www.perfil.com/policia/Se-perfilan-como-el-primer-cartel-de-la-Argentina-20140601-0029.html 

23 Mayo 2014. Laura Etcharren se presentó en la Bolsa de Comercio

Foto: Matias Vaca

Laura Etcharren, destacada socióloga, ensayista e investigadora de la problemática de Narco Maras en Centroamérica y Argentina se presentó ayer en la tercera reunión del Grupo de Análisis de la Coyuntura Política y Socioeconómica que organiza la Bolsa de Comercio de Córdoba para analizar uno de los peores flagelos que padece el país.
Etcharren expuso sobre la "Argentina Narco Mara", partiendo de la explicación de la problemática de las Maras en Centroamérica y el Mundo para abordar luego el paso del estado embrionario de Maras en Argentina al rigor de ser un país Narco Mara. A su vez, en su exposición presentó un atractivo enfoque sobre el surgimiento y diferencias entre maras, pandillas, cárteles de droga y bandas narco. Así mismo, señaló que: "el narcotráfico ha explotado en prácticamente todo el país, salvo algunas zonas, como es el caso de nuestra Patagonia".
En relación al narcotráfico en Argentina, Etcharren fue contundente: "No se puede hablar de una lucha contra el narcotráfico. Tampoco se puede decir que se lo va a erradicar. Hoy en día, solo se puede contener el narcotráfico que hay, para que no prolifere aún más. La contención es lograr que no se siga reproduciendo. Por ejemplo, para que la banda de Los Monos no siga implantando nuevas células en las provincias (...) Depende de una decisión política seria. Es falso decir que se va a erradicar el narcotráfico porque ya creció demasiado".
A lo que agregó: "El narcotráfico se ha consagrado en el mundo por la connivencia con los grandes grupos del poder político y económico. En la Argentina implosionó hace décadas pero explotó en los últimos años. Las pandillas les pueden dar votos a los políticos. Cuando la escala narco crece, se empieza a generar un poder paralelo (...) Hay que empezar a pensar al narcotráfico en términos económicos, en función de la rentabilidad que genera".
La Socióloga, cerró su presentación manifestando su preocupación al no haber experiencias que den cuenta de que la droga sale por completo del sistema: "Nunca se sabe qué se hace con la droga incautada. Hay lavado de dinero y hay financiamiento a determinados gobiernos. Actualmente el narcotráfico no es posible de controlar ni de erradicar. Tenés que contenerlo, tenés que aprender a convivir con el".

Fuente: Puntos de Eventos http://puntosdeeventos.com.ar/empresas.php?wgo=2052 

Lic. Laura Etcharren (Socióloga) - Argentina y el narcotráfico. Bolsa de Comercio de Córdoba

Etcharren sobre la Argentina: “Tenemos un país que ha fusionado el narcotráfico y Las Maras”

Etcharren Bolsa de Comercio

Córdoba.  Desde el 2013, en la Argentina hubo una fusión del narcotráfico y Las Maras, fue la observación central de la socióloga Laura Etcharren que disertó ante empresarios en la Bolsa de Comercio. También destacó que el delito ha mutado al narco crimen y que el narcotráfico está contaminando todas las esferas de la sociedad. Críticas a la mala policía y a la inacción del gobierno nacional.
La socióloga e investigadora de la problemática de Narco Maras en Centroamérica y Argentina fue invitada por la entidad empresaria para analizar el tema de la “Argentina Narco Mara”.
Etcharren manifestó que ve al país atravesado por el narcotráfico y por la conformación de la primera célula de la Mara Salvatrucha proveniente de Centroamérica.
“La situación en Argentina es compleja, el narcotráfico llegó para quedarse. No podemos hablar de una lucha contra el narcotráfico sino de un avance en términos de contención”, señaló.
En ese sentido, aclaró que se debe hablar de “contener ese narcotráfico que hay, para que no siga proliferando y no sigan penetrando nuevas células desde Colombia, México, Perú y Paraguay. Y también una prevención en la formación local de bandas de narcos”.
Asimismo, Etcharren discrepó con el discurso kirchnerista de que Argentina es un país de tránsito de droga. Al respecto, expresó: “Si nosotros fuéramos como dice la presidente un país de tránsito, somos demasiados apetecibles para que allá tantas células colombianas y mexicanas en la Argentina”.
“Somos un mercado muy rico para que operan tantos, y hasta para que Las Maras hayan venido a la Argentina a gestar lo que es la primera célula de la Mara Salvatrucha. Razón por la cual, somos un país que consume y que produce donde hay importantes cocinas en determinados puntos neurálgicos  del territorio nacional”, aseguró la socióloga.
Sobre lo que denominó el PBI narcodelictivo, Etcharren afirmó que “lo encabeza la provincia de Buenos Aires, sigue Santa Fe, Córdoba y la Ciudad de Buenos Aires, -que están a la par- y después, está Mendoza.
Otro de los ejes que resaltó la investigadora, en diálogo con la prensa, fue que existe “el riesgo y el peligro de lo que son las migraciones narco golondrinas, cuando las bandas narcotraficantes comienza a verse cercadas en sus provincias”.
A lo que advirtió: “Empiezan a migrar como ocurre con los “Angelitos de la Yaqui” de Mendoza a Neuquén, algunas pequeñas células de Los Monos comienzan a migrar hacia Córdoba”.
También dejó su visión sobre lo ocurrido en Córdoba con el caso de conexión de policías con narcotraficantes que, según Etcharren, “no sorprenden porque esto ha ocurrido en el mundo. Las fuerzas de seguridad están atravesadas por el tema del narcotráfico”.
????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????
“Tenés una buena policía que tiene que luchar con un mala policía y con los exonerados, quienes se valen de la liberación de las zonas que hace la mala policía. Por lo cual, cuando tenés una policía mal paga, por lo general -si no hay códigos o ciertos principios- en el mundo tienden a vincularse y a inclinarse hacia el narcotráfico y el delito”, sostuvo la socióloga.

Al ser consultada por la situación de Córdoba, hizo hincapié en que hay bandas de narcotraficantes y muchas pandillas. Hay algunos pandilleros que están queriendo escalar al rango de Maras con la ayuda de ésta policía, quien los abastece con el adiestramiento militar, físico, cierta liberación de zonas”.
Al mismo tiempo, aclaró que “hoy por hoy, la Mara que tenemos verdaderamente actuando en Argentina, funciona en la provincia de Buenos aires”.
En cuanto a la inacción del gobierno en lo que respecta a la proliferación de bandas ligadas al narcotráfico, Etcharren opinó que “te lleva en un punto a cierta connivencia”.
“La omisión, inacción y las impericias generan un territorio apetecible y propicio para la formación local y para el arribo de bandas de narcos que ya no puede operar en sus países de orígenes y vienen a operar en la Argentina porque es un país atravesado por la anomia”, concluyó.
Cabe mencionar que “Las Maras” son organizaciones que nacen en los ´60 en Centroamérica, durante las guerras civiles. “Lo que representó grupos de pertenencia en principio inocentes, luego se convirtió en organizaciones criminales”, declaró la autora de la publicación “Esperando Las Maras. Estado embrionario en la Argentina”.
 Fuente: Agenda 4 P: http://agenda4p.com.ar/2014/05/22/etcharren-sobre-la-argentina-tenemos-un-pais-que-ha-fusionado-el-narcotrafico-y-las-maras/
 
FREE BLOGGER TEMPLATE BY DESIGNER BLOGS