Desafío y fracaso

31 de agosto de 2011


Panorama regional de la violencia continental. La niñez en manos del crimen organizado.

Las noticias llegan vertiginosamente desde diferentes puntos y todas se encuentran atravesadas por la violencia que ya se ha convertido en un síndrome. En una pandemia que no encuentra una vacuna porque existe, en la lucha por dominar el campo de poder, un alimento constante que la revitaliza. Que no le permite cesar y mucho menos, caer.

El motor de los días es la violencia en sus distintas manifestaciones.

La violencia domina países y los Estados desaparecen, creándose una atmósfera de desprotección en la que todos nos convertimos en vulnerables desposeídos. 

Situaciones desbordantes y la instalación de un sistema de creencias detractor. Pesimista.

Es que con el paso del tiempo, la rebelión de las organizaciones criminales se agudizó. Comenzaron a mostrar lo peor de sí y se acrecentó un estado de situación bárbaro que solo puede justificarse por la existencia de la ANOMIA.

Por un incumplimiento de la Ley, así como por vacíos que no procuran salvaguardar el bienestar de los ciudadanos que hoy ya no encuentran sosiego ni siquiera, dentro de las Iglesias. Porque bajo el nombre de Dios en algunos casos y con la consigna de dominio fronterizo en otros, los hombres han tomado la decisión de matar generaciones y destruir, con preceptos de codicia y equívoca liberación, a las venideras.

Todas las esferas de la vida contaminadas de odio.

No hay paz. Todo deviene en un fetichismo. Hay una mercantilización de las relaciones y una perversión para obtener, de los menores en riesgo, un miserable provecho.

MÉXICO: Ni los paraísos de arena y mar son ajenos al despliegue de los Carteles de la Droga. No importa cómo y mucho menos cuándo. Lo importante es barrer a los oponentes y si en la embestida matan a civiles el sentimiento de culpa no existe.

En la demencia de los imaginarios y el poder, todo es por algo y en nombre de alguien.

Así es como en México no existe la tolerancia del Crimen Organizado con la sociedad. No hay piedad ni misericordia. Acapulco fue arrasada por los Carteles.

Hay una abolición del Estado. Una toma implícita del poder por los Narcotraficantes que son, jactanciosamente, noticia mundial.

México. 2011. Cárteles de la Droga locales reciben flujos de apoyo de Las Maras que están migrando de El Salvador ante la declaración de ser elementos de formación inconstitucional. Por otra parte, el llamado del Presidente Funes para trabajar conjuntamente en la Región contra el Narco Crimen revela que el tratamiento unilateral no es acabadamente eficaz. Se necesita de la unidad de fuerzas.

HONDURAS/GUATEMALA: Han recibido en el último año el 25% repartido de Las Maras que huyeron de El Salvador por no haber actuado en connivencia con dicho país. Componen las tres Naciones el Triángulo Mara Norte.

Dicha migración, igualmente, no liberó a los salvadoreños de Las Maras. De hecho, las células que quedan actúan potentemente y reciben órdenes desde el interior de los penales.

PASOS DE FRONTERA

Convergen, en la frontera de México y Estados Unidos, diferentes agrupaciones mafiosas que se disputan el control fronterizo para dominar el poder del Narco. Además, existe un entrecruzamiento de traiciones internas y una búsqueda desenfrenada de menores en banda.

CASTING DE MENORES DE EDAD.

Convocatoria en las ciudades y discriminación en las fronteras. El procedimiento consiste en que un individuo integrante de la Narco Mara que llega a la ciudad divise quién o quiénes de todos los chicos que componen una pandilla son los más aptos para recibir entrenamiento paramilitar. 

Los que no responden como se esperaba en el reclutamiento, son asesinados y depositados en fosas comunes o bien, devueltos en grave deterioro mental a la ciudad.

Serán los ex integrantes de ejércitos de élite -Zetas en este caso- mediante la pauta de un negocio con las Narco Maras, los encargados en proveerles conocimiento a todos los elegidos para convertirlos luego, en NIÑOS SOLDADOS.

En algunos casos, el CASTING es a nivel internacional. De ahí, las nuevas células que se están componiendo en la Argentina con cabecillas mexicanos y/o centroamericanos. 

Hay un desplazamiento criminal que viene del norte del continente e ingresa, fácilmente, por la frontera. 

También, la ausencia de utilización de pasaporte por convenio para el ingreso y egreso de países limítrofes, es funcional al tráfico de personas y facilita el arribo de criminales que reciben, vía tecnológica, las coordenadas de las zonas liberadas.

Hay un déficit en materia de seguridad que termina legitimando la acción de las Mafias. Una relación con los grandes grupos del poder político y económico que impide diluir el campo de despliegue de un sistema coptación macabro.

Un desafío, la seguridad, que hasta hoy es un fracaso.

Sobrevivir a la hambruna

8 de agosto de 2011

La hambruna, otra manifestación de la inseguridad en el mundo.


Trazamos una línea y observamos que, con el paso del tiempo, los problemas de antes se convirtieron en la pesadilla de hoy. Casi sin escalas y sin reparos de atender, acabada y comprometidamente los temas más urgentes, el mundo devino en un campo minado de tragedia.

De imágenes opacas de un paisaje desolador en el que hombres, mujeres y niños se juegan por un minuto más de subsistencia. Porque lejos de vivir, en este Siglo XXI convulsionado, algunos sectores solo procuran sobrevivir. Adentrarse en esa precariedad a la que fueron confinados de la mejor manera posible. Hasta con resignación.

La pobreza, en todos sus aspectos, está instalada. La pobreza y sus concomitantes.

Darfur, Somalía, Haití: Se encuentran en estado de emergencia y con burocráticas trabas para el ingreso de ayuda humanitaria. Personas abandonadas en medio de manejos políticos y conflictos de derecho internacional que ponen de manifiesto la desigualdad ante la ley.


La miseria gubernamental. Los intentos de despojo de la dignidad. Las nuevas generaciones casi muertas y el devenir de una historia que solo aparenta tener promesas de barbarie.

“Desde que estalló el conflicto en Darfur en 2003 han muerto unas 300.000 personas, según datos de la ONU, que estima que se han originado otros 2,7 millones de desplazados, de los que 1,8 millones están en esa región todavía”. (Fuente Terra)

Un mundo de pestes pone en riesgo a toda la humanidad. Es que conscientemente, mientras existan niveles de pauperismo, desnutrición y su estado superior de caquexia, nadie puede sentir una calma absoluta.

La situación actual se anunciaba. “Pésimos augurios. A fines de 2007 se advirtió que para 2008 la desaceleración en la producción de cereales en países pobres y con déficit de alimentos, sumado a la subida de precios de exportación -por el aumento de los combustibles-, hará que 28 países enfrenten una crisis alimentaria. Ya en 2007 la producción de alimentos se hallaba por debajo del crecimiento demográfico”. (Fuente Univisión)

Así, la propagación del estado de indigencia se elevó paulatinamente, instalándose de manera abarcativa como producto del desapego que se vuelve un enfrentamiento moral y visual en el cual, no hay límites ni términos medios.

De acuerdo a los datos arrojados por la ONU, 12 millones de personas están siendo afectadas por la hambruna en Somalía, Kenia y Etiopía. Es una situación, la del Cuerno de África, catalogada como la más grave crisis de seguridad alimentaria en el mundo.

Poblaciones relegadas y confinadas el derrame de la vida. A ese desperdicio de tiempo en el cual las moscas sobrevuelan sobre el indigente que ya es un hueso que respira.

Hasta las huídas o los intentos de las mismas a los campos de refugiados son riesgosas. 1) No poder llegar por el deterioro de los caminos. 2) Morir en el intento porque la desnutrición es más fuerte que los deseos de libertad y escape de la barbarie. 3) Ser interceptados por los bandidos de siempre que impiden la llegada. Que roban, dentro de los campos de atención a los refugiados y en sus inmediaciones.

DATO: Unos 1.300 somalís llegan a diario a Dadaab ubicado al este de Kenia. Dadaab es el campamento más grande del mundo en este momento en el cual, poco más del 80% es habitado por mujeres y niños.

EL HAMBRE DE CERCA

Nos detenemos ahora en nuestro Norte abandonado. Allí donde todo se diluye en la promesa. En donde no hay integración porque se entrecruzan las culturas y porque los pueblos lejanos quedaron sujetados al abuso como regla. A la no satisfacción de sus necesidades básicas como brutal vejación.

Por un lado, los niños que nacen y crecen en la marginalidad asentada. Por otro lado, los indígenas olvidados. A quienes no se les quieren respetar sus tradiciones y por ello, se los somete al castigo de la ignorancia sin siquiera intentar, un parcial agiornamiento.

Sin embargo, el Norte debería existir para la clase política que durante sus discursos de campaña inundan el país con afiches de “basta de hambre y salud para todos”. No obstante, el Norte Argentina sí es un centro conocido por los narcotraficantes que, aprovechándose del olvido y la permeabilidad fronteriza operan cautivantemente e incluso, hasta se esconden –como oportunamente se explicó en este mismo BLOG- en las cercanías de las comunidades indígenas y ahora también, en la precariedad de las villas y asentamientos que cuando ya no pueden dejar de crecer a lo ancho, se inician en lo alto.

La pobreza y la marginalidad se adueñaron. Y así como no existe una reducción de los índices delictivos pero sí hay una mutación del delito; la pobreza tampoco ha mermado. Ha cambiado y se ha desplazado. La han ido corriendo. Sin embargo, en la revelación de la verdad, los ojos atentos la observan en todo el territorio.

Las Arcadas de Paseo Colón (CABA) repletas de colchones y cartones. El Conurbano Bonaerense desolado entre la droga y el hambre.

Y aunque la mitomanía nos esté gobernando, la pobreza existe. No forma parte de los imaginarios. La pobreza no es solo un número de medición. La pobreza, es una realidad que la encontramos cotidianamente en ese fatal quiebre del tejido social que sin responsabilidad, trabajo y bonhomía colectiva, jamás se erradicará. Por más que la misma, sea funcional a Gobiernos, Opositores y Narcos.

Época de elecciones. En sus slogans, todos creen en nosotros. El problema es, que antes esta radiografía de la Argentina, nosotros, no creemos en ellos.

Postales de la hambruna

4 de agosto de 2011

No hay diferencias entre el norte argentino, Darfur y Somalía. Son un espejo. Aunque en Argentina se quiera esconder, la desnutrición y la falta de asistencia, forman parte de nuestra trágica realidad.
Estas son algunas de las postales de la barbarie. La nueva generación, casi muerta.
Tucumán.

En algún lugar del norte de Argentina.

Chaco.

Darfur. Sudán.

Somalía.

Darfur. Sudán.

Somalía.
 
FREE BLOGGER TEMPLATE BY DESIGNER BLOGS